Cómo cancelar el seguro y reclamar a la compañía aseguradora

Si una persona necesita cancelar el seguro vigente en el contrato establecido con su aseguradora no lo puede hacer de forma unilateral, sin previo aviso o dejando de pagar simplemente la prima de su póliza como se hace con otro tipo de servicios.

La Ley de Contrato de Seguro exige al asegurado que éste podrá cancelar su contrato con un tiempo de 1 mes antes de su vencimiento (hasta 2015 eran 2 meses).

De hecho, mucha gente opta por llamar por teléfono o enviar un email directamente al departamento de bajas para proceder a esta acción o, simplemente, se ponen en contacto con su mediador o correduría de seguros utilizando los mismos mecanismos ( a veces, a través de medios sociales, como el whatsapp).

Aunque en la mayoría de ocasiones, no hay problema ni existen pegas si se hace con tiempo, esto no es correcto y, dependiendo el caso, puede representar un problema sobretodo con los pagos o cuando se realiza un cambio de compañía.

Si la comunicación con el agente o la correduría no es la adecuada se corre el riesgo de que no se cumpla el plazo o el modo y la compañía estará en su derecho de cobrar de nuevo la prima correspondiente al siguiente año o como esté estipulado en la prórroga.

Cómo cancelar el seguro de forma correcta y evitar cobros no deseados

Para cancelar un seguro de forma correcta, el tomador o asegurado deberá enviar una carta certificada a su aseguradora antes del plazo establecido comunicando su intención de no prorrogar el contrato y cursar su cancelación.

Como dar de baja un seguro

De forma fácil, la carta será un modelo tipo con datos que puedan identificar a la compañía, al asegurado, el número de póliza y la intención de cancelar el seguro para que no se cobre de nuevo la póliza.

Por último, y no menos importante, la firma del tomador del seguro y quedarse en mano una copia del modelo enviado, así como el resguardo del certificado de correos o la mensajería utilizada en su defecto.

En caso de disponer en las inmediaciones de alguna oficina que represente legalmente a la entidad, lo mejor es acercarse en persona, realizar la entrega de la carta y conservar un copia firmada o sellada por la entidad o el responsable de la oficina como prueba de que se ha recibido el documento.

Baja de la póliza a través de email o formularios online, ¿es posible?

Aunque a día de hoy, el email se considere una prueba legal válida, la LCS no lo menciona como alternativa para cancelar el seguro por lo que sigue siendo el envío del modelo de carta de baja la recomendación más habitual para cancelar la póliza.

Otra de las opciones que ofrecen las aseguradoras es hacerlo a través de la intranet o el portal de acceso de los asegurados.

Por lo general, suele haber un apartado para marcar la opción de no renovación del contrato y ellos ya reciben directamente los datos necesarios a través de su plataforma.

Para esto último, el asegurado o tomador deberá disponer de la opción de generar un PDF con la baja justificada o como mínimo poder imprimir la acción que ha realizado.

¿Dónde puedo descargar el modelo de carta de baja del seguro?

Modelo de Carta Baja del Seguro

En SegurosPrivados.net ya publicamos hace tiempo un modelo de carta para cancelar el seguro, aunque más enfocado a personas y asistencia sanitaria, pero que se puede aplicar a diferentes ramos:

  • Si lo que necesitas el modelo de carta para dar de baja el seguro de coche, aquí te dejamos un escrito tipo que te ayudará a obtener una tramitación exitosa:
  • Si lo que necesitas es saber como dar de baja el seguro de hogar, entonces descarga este modelo en PDF:

Recuerda siempre que aunque la póliza se cancele, los compromisos que tanto tomador y entidad aseguradora tienen pendientes, seguirán vigentes (impagos, indemnizaciones, valoraciones, demora de intereses, etcétera…). La simple cancelación dela póliza no exime de la Ley, ni de los derechos ni obligaciones que se estipularon en el contrato durante el período de tiempo que estuvo vigente. 

¿Se puede dar de baja del Seguro de Vida Hipotecario?

El seguro de amortización o más conocido como seguro de vida para hipoteca, es aquella póliza que respalda una hipoteca cuyas cláusulas definen a la entidad de crédito como beneficiaria del seguro en caso de fallecimiento del asegurado.

El particular funcionamiento de este seguro impide que el asegurado pueda optar a anular la póliza por él mismo, sino que necesita el consentimiento por escrito de la entidad que haya financiado la hipoteca, generalmente el banco o la caja de ahorros.

El mecanismo es claro ya que la cancelación de este seguro sin haber pagado por completo la hipoteca puede poner en situación de riesgo a la entidad bancaria, por tanto, la única acción que puede realizar el asegurado es la de cambiarse de seguro, siempre y cuando se incluya como beneficiario al banco por el importe de la deuda.

Estos cambios, a veces, se suceden por un cambio de entidad que asume la hipoteca, o bien, por contratar un seguro de amortización cuyas primas son más baratas que el anterior.

Como recomendación, hay que tener presentes ciertos puntos:

  • Si la prima del seguro era única, el asegurado ya pagó por la totalidad del importe de la deuda (no es necesario que contrate otro seguro de amortización).
  • Si se produce un cambio de entidad, la suma asegurada deberá representar el importe de la deuda actual y no la inicial, pues el asegurado ya ha pagado durante “X” tiempo y ha ido rebajando sustancialmente su valor hipotecario.

Cuando la aseguradora aumenta el importe de la prima sin avisar, ¿qué pasa?

Otro de los casos más frecuentes que representa la mayor parte de las quejas de los usuarios y motivos de baja del seguro es el cobro del recibo por un importe más elevado que el pactado en la póliza o que el de la anualidad anterior.

Para este caso, debe revisarse minuciosamente el contrato para poder garantizar de que no existe ninguna cláusula en el mismo que fije el precio del seguro para cada anualidad en base a ciertos parámetros, por ejemplo, el IPC.

Si esto no esta reflejado en la póliza y la entidad aseguradora no ha comunicado ni pactado con anterioridad el nuevo precio (con el motivo y el modo en que aplica el nuevo precio), entonces la Ley considerará que se ha producido una modificación unilateral del contrato.

El asegurado tiene derecho a la cancelación del seguro sin cumplir el preaviso de 1 mes antes.

¿Cómo reclamar a la aseguradora? Quejas y Reclamaciones del seguro

En caso de discrepancia con la aseguradora, la misma entidad pone a disposición del asegurado los medios necesarios para presentar sus quejas.

El asegurado puede ponerse en contacto con el SAC o Servicio de Atención al Cliente o la figura del Defensor del Asegurado.

Cabe decir que no todas las compañías disponen de esta última figura aunque cada vez son más las que lo incorporan.

De todas formas, sea cuál sea la via elegida para presentar su queja formal, el asegurado deberá obtener una respuesta.

En caso de que no obtenga respuesta una vez transcurrido dos meses o no esté de acuerdo con la respuesta por parte de la entidad, éste puede trasladar su queja directamente a la DGSFP, máximo organismo de supervisión y control. Aquí publicamos una sencilla guía de todos los pasos que la persona deberá realizar para llevar a cabo la reclamación del seguro o de su caso en particular:

La resolución de la DGSFP no es vinculante, por lo que no afectará a la decisión que haya tomado la aseguradora respecto a la queja o reclamación recibida.

Cuando el caso asciende a la vía judicial, dicha resolución aunque no sea vinculante, sí que contribuirá a reforzar una solución más satisfactoria para el asegurado ya que constituye una prueba sólida de los hechos.

Deja tu respuesta