¿Cómo funciona la cobertura de seguro contra incendio en hogar?


La cobertura de incendio representa la garantía base del seguro multirriesgo para la vivienda, y en general para los seguros de daños. Para entender cómo funciona bajo esta modalidad de contrato hay que hacer referencia a otras garantías que suelen incluirse automáticamente cuando el tomador contrata este tipo de seguro.

Desde el punto de vista del asegurador, se toma de forma estricta el término incendio como aquel daño material ocasionado por la acción directa del fuego. Esta cobertura no solamente actúa ante esta situación, sino que también quedan cubiertos aquellos daños materiales que sean consecuencia de la propia extinción, así como los gastos de salvamento y el desescombro.

La cobertura de incendio también garantiza la Explosión y la Caída del Rayo

No es ninguna novedad que la cobertura de incendio incluya ambas garantías, pues suelen estar muy relacionados aunque no tienen por qué darse siempre a la vez. La cuestión, y para entenderlo mejor, es que la cobertura de incendio incluye el propio incendio, la explosión y la caída del rayo.

En el seguro del hogar, quedarán cubiertos los daños que ocasione una explosión de aparatos o sustancias que se encuentren en el interior de la vivienda o sus proximidades (esto hay que leerlo en las cláusulas o preguntarlo al mediador). Generalmente, estos casos se producen por aparatos de uso frecuente en la casa por lo que los daños por una autoexplosión quedan cubiertos. También es recomendable preguntar lo siguiente en cuanto a la garantía de explosión ya que puede originar problemas en un futuro a las personas:

  • ¿La implosión de aparatos queda cubierta en mi póliza de hogar a través de la cobertura de incendios? Por ejemplo, un tanque de gas.
  • ¿Existe cobertura para una explosión próxima a mi hogar que pueda ocasionar daños materiales en mi vivienda?

En cuanto a la caída del rayo, la cobertura se limita a los daños que éste pueda llegar a producir por un impacto directo y/o explosión, aunque no se produzca un incendio. ¿Qué excluye esta garantía de caída de rayo? Generalmente, no se incluye:

  • Los daños materiales que se produzcan en líneas y aparatos eléctricos (esto se ofrece por otro tipo de cobertura: la de daños eléctricos)

¿Qué pasa si se dañan aparatos eléctricos en el hogar?

De todas formas, hay que aclarar algunas cosas. Si bien en el seguro de hogar se puede incluir la garantía de daños eléctricos, si estos daños SE PRODUCEN como consecuencia de un RAYO que afecta a su vez al EDIFICIO y se puede demostrar la relación, entonces quedarán cubiertos a través de la cobertura de incendios, y no hace falta activar la de daños eléctricos. Tal vez este inciso sea indiferente puesto que un seguro multirriesgo incluye ambas garantías, pero en ocasiones para otro tipo de locales puede resultar un dato a tener en cuenta.

La cuestión de este último párrafo radica en la diferencia que se puede dar entre ambas garantías. A pesar de que un cliente pueda pensar que no hace falta la garantía de daños eléctricos porque puede quedar cubierta por la de caída del rayo (cobertura de incendio), existe un punto que se ha pasado por alto. A la hora de indemnizar el daño eléctrico en un aparato:

  • Se indemniza a VALOR REAL por la cobertura de incendios
  • Se indemniza a VALOR DE REPOSICIÓN por la garantía de daños en aparatos eléctricos

Por ejemplo, cae un rayo en un edificio y ocasiona daños irreparables en un televisor valorado en 800 EUR que se compró hace 4 meses:

  • Si el cliente no tiene contratada la garantía de daños en aparatos eléctricos, y se demuestra la relación de que ha sido el rayo el que afectó al aparato, entonces se indemnizará por la cobertura de incendio a valor real y se tendrá en cuenta su depreciación. La aseguradora pagará una cifra inferior a los 800 EUR.
  • Si para el mismo caso, el cliente tiene incluida dicha garantía en su póliza multirriesgo del hogar, entonces la aseguradora indemniza a valor de reposición: pagará 800 eur o sustituirá por un televisor de las mismas características, y además quedarán incluidos los gastos de transporte e instalación del aparato.

¿Los daños por humo están cubiertos?

Quedan cubiertos por el seguro de incendio y cubiertos por el multirriesgo del hogar, el humo que proceda tanto del interior de la vivienda como del exterior, pero dicho humo debe ser consecuencia de un accidente o una acción súbita o repentina. Se entiende que un incendio, una explosión o la caída de un rayo representan un accidente que se traduce en un siniestro y que viene acompañado de diversos elementos de riesgo como puede ser el propio humo.

Lo que no queda cubierto es que el humo proceda de una acción continuada, o sea, de algo que siempre está generando humo aunque sea mínimo. Tampoco se incluyen los escapes de la calefacción o cualquier fuga a anormal en el hogar.

Hay que recordar que, cuando es el humo de la propia vivienda incendiada el que afecta a otros pisos o viviendas, se activará la cobertura de responsabilidad civil para indemnizar a los terceros perjudicados.

¿Existen garantías opcionales que puedan incluirse en la cobertura de incendio en hogar?

En ocasiones, las compañías de seguros incluyen en la póliza del hogar algunas garantías que en teoría deben contratarse por separado. Lo hacen así para que el producto sea más atractivo y, en definitiva, se ajuste un poco más a las necesidades de las personas. Dichas garantías que pueden venir incluidas y que deben preguntarse o leerse en el condicionado del contrato son:

  • Daños por impacto: representa un riesgo complementario al incendio, ya que el impacto no es una explosión pero puede actuar de la misma forma. Esta garantía permite incluir el impacto de objetos procedentes del exterior contra la vivienda habitual, el choque de un vehículo contra la vivienda, la caída de aeronaves y objetos del espacio artificiales e incluso el impacto sónico que pueda producir un choque o un avión.
  • Pérdida de Alquileres: es habitual ofrecer esta garantía al propietario de un piso alquilado a un tercero que ha sido objeto de siniestro. Lo que se pretende es que la indemnización pueda cubrir la pérdida económica del alquiler, o bien, si uno es propietario ofrecer el alquiler de otro piso de las mismas características mientras el otro esté inhabitable debido al incendio.

Deja tu respuesta