¿Cuáles son las exclusiones del seguro obligatorio de automóviles?


El seguro de automóviles  puede ser una combinación de varias garantías y por eso hay que saber diferenciar muy bien lo que es la Responsabilidad Civil Obligatoria, propiamente el seguro obligatorio, y la Responsabilidad Civil de tipo Voluntaria que solamente entra en funcionamiento cuando el conductor sea culpable del siniestro o éste se haya producido por su negligencia.

La Responsabilidad Civil Obligatoria del automóvil es la que hace frente a los daños materiales y corporales a terceros perjudicados, cuyos límites se hablaron en el artículo de cómo elegir el seguro de coche.

¿Qué pasa si se carece de seguro?

  • Es sancionable económicamente con una multa que va desde 601,00 EUR hasta los 3005,00 EUR en función de la categoría del vehículo, tiempo sin asegurar, reincidencia, otras circunstancias…
  • El automóvil le estará prohibido circular en todo el territorio nacional
  • Se podrá realizar un depósito o un precinto público o domiciliario con cargo al propietario del vehículo hasta que no exista un contrato de seguro y demostrarlo, ya que es la única forma de poder levantar el depósito.
  • No existirá ningún tipo de cobertura. La persona deberá asumir todos los costes que se deriven de un siniestro y también su defensa jurídica en caso de ser culpable

¿Qué me garantiza el Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio?

Proporciona la cobertura a todo vehículo terrestre automóvil con estacionamiento habitual en España en todo el país, así como los países que conforman el Espacio Económico Europeo (EEE) y aquellos que se han adherido al mismo, y que son estados asociados. Esta cobertura es para daños corporales a personas (70 millones de euros por siniestro) y daños materiales a los bienes (15 millones de euros por siniestro) de terceros perjudicados. Estas cantidades podrán variar en función del Índice de Consumo Europeo, pero previamente debe comunicarlo la Comisión Europea.

accidente coches

¿Cuáles son las exclusiones del Seguro Obligatorio de vehículos terrestres?

Como siempre, no hay que confundir lo que conocemos como “seguro de coche” con el seguro obligatorio de responsabilidad civil. Tenemos el concepto de los productos comerciales que se contratan habitualmente y que ofrecen otras garantías (daños propios, robo, lunas, accidentes personales,…). Cuando se hace referencia a seguro obligatorio, se suelen confundir algunos términos.

El seguro obligatorio NO puede cubrir:

  • Los daños y perjuicios que causen las lesiones o incluso el fallecimiento del conductor del vehículo que ha causado el accidente
  • Los daños materiales del vehículo asegurado
  • Los daños a los bienes sufridos por las cosas que se transporten en el automóvil, sean del propietario, conductor, cónyuge o parientes hasta tercer grado de consanguinidad o afinidad
  • Los daños corporales y materiales que se produzcan en personas y objetos que hayan sido ocasionados por la circulación de un vehículo robado

¿Y cómo se solventan estas situaciones?

Para el primer caso, hay que decir que el seguro de responsabilidad civil voluntaria también excluye al conductor, ascendientes, descendientes, representantes legítimos, y además al cónyuge y familiares puesto que esto ya lo ofrece la cobertura de Responsabilidad Civil Obligatoria. La única garantía que puede cubrir e indemnizar los daños corporales al conductor es la de accidentes personales, también conocido como seguro de ocupantes.

El segundo caso posee la solución más frecuente utilizada por las compañías de seguros, y que comprende la necesidad de las personas de cubrir un riesgo que puede afectarles en la economía diaria. Esta solución es la garantía de daños propios al vehículo que suele contratarse en la póliza paquete del seguro de coche. Mucho cuidado porque esta garantía tiene varias modalidades y, como extra, la indemnización se puede pactar a valor a nuevo o a valor venal, con o sin franquicias. Esto ocasiona muchos problemas a las personas que firmaron las cláusulas sin preguntar.

Las responsabilidad causada por los daños en las cosas está excluida por ambos tipos de responsabilidades, tanto obligatoria como voluntaria.

Para el último caso, es el Consorcio de Compensación de Seguros el que indemniza los daños y perjuicios ocasionados a las personas como consecuencia de un acto en el que el responsable es un vehículo robado, entendiéndose por robo el tipificado en el Código Penal. El Consorcio se encarga de indemnizar también aquellos casos en el que el vehículo causante sea desconocido o no tenga carezca de seguro.

Casos en que la Aseguradora deberá indemnizar al perjudicado sin poder oponerse a ello

  • Si el conductor causante del accidente no tiene permiso de conducir, la Aseguradora indemnizará al perjudicado o sus herederos de todas formas.
  • Si el conductor del vehículo conducía bajo los efectos del alcohol u otras drogas, la Aseguradora indemnizará al perjudicado o sus herederos
  • Si el vehículo responsable del siniestro no tenía pasada la ITV o carecía de alguna obligación legal de carácter técnico, la aseguradora indemnizará al perjudicado o sus herederos.
  • Si tras el siniestro, no se cumplimentó correctamente la Declaración Amistosa del Accidente, la Aseguradora indemnizará al perjudicado o sus herederos el importe de daños sufridos.

Hay que pensar siempre que la Aseguradora “paga” al tercero que ha salido perjudicado de un accidente o siniestro, pero posteriormente, puede repetir contra el conductor del vehículo y reclamarle dicho importe, incluso llevarlo a juicio ante una conducta dolosa o lo que estipulen las Leyes. Además del conductor, también puede ser contra el propietario del vehículo, el tomador del seguro o incluso un tercero que sea responsable de los daños.

Más información en el Consorcio de Compensación de Seguros: PDF sobre la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor

Deja tu respuesta