Formas de rescindir un contrato de seguro

La rescisión de un contrato de seguro, que no debe confundirse con su extinción, supone la negativa de una o ambas partes contratantes a prorrogar el seguro.

Esta resolución, que es la más conocida, solamente tiene validez si se cursa de forma legal y por escrito tal y como se describió en el apartado de cancelar un seguro, y en el que se pueden en contrar los modelos de carta de baja, así como el procedimiento más rápido para cursar dicha acción.

Pero la Ley del Contrato de Seguro (LCS) contempla más supuestos en los que NO es necesario vincular la rescisión al vencimiento natural del seguro, es decir, que no hace falta que llegue el momento de la renovación o prórroga tácita.

Casos en los que el tomador puede rescindir el contrato con el asegurador

El tomador de un seguro individual de vida que haya contratado sobre su propia vida o la de un tercero y éste sea superior a 6 meses, tiene la facultad de resolver el contrato dentro de los 30 días siguientes a la fecha en que su aseguradora le haya entregado la póliza, o en su defecto, el documento o carta de cobertura provisional.

Esto lo podrá hacer de forma unilateral siempre que sea por escrito y expedido, evidentemente por el tomador del seguro, y su efecto se producirá desde el mismo día de su expedición.

A partir de esa fecha, el tomador ya no obtendrá la cobertura por parte del asegurador y tendrá el derecho a la devolución de la prima que pagó, restando la cantidad que corresponde al tiempo que estuvo el contrato en vigencia.

Casos en los que el asegurador puede rescindir el contrato con el tomador

El asegurador puede rescindir el contrato por falta de pago en la prima única o inicial del seguro. En realidad, al no pagarse dicha prima, el seguro ni tan siquiera toma efecto.

En cambio, si lo que se deja de pagar es el recibo posterior al primero (en caso de primas sucesivas, como por ejemplo los seguros de salud que, frecuentemente son mensuales), la rescisión del contrato tendrá lugar de forma automática a los 6 meses siguientes al vencimiento, a no ser que el asegurador haya reclamado el impago antes.

La inactividad, por tanto, no conduce a la prórroga sino a la resolución de la póliza.

En los seguros de daños con acreedores sobre los bienes asegurados (sean hipotecarios, privilegiados o pignorativos), el asegurador para rescindir el contrato tiene que notificar su intención por si éstos desean hacerse cargo de la prima impagada por cuenta del tomador.

Los acreedores dispondrán de un mes de plazo desde la notificación para tomar una decisión. En ese tiempo, no se dará la extinción de contrato.

¿Qué pasa con el seguro cuándo se vende un coche u otro bien?

En los seguros de daños, se le concede al asegurador la facultad de rescindir el contrato cuando exista una venta o transmisión del objeto asegurado.

Esta denegación de cobertura se ampara en llamado riesgo subjetivo, que van más allá de las características del bien asegurado (riesgo objetivo) y que son factores que la compañía valora antes de aprobar el riesgo, como por ejemplo, el nuevo titular o el propietario del bien.

La compañía de seguros dispone de 15 días a partir de la fecha en que ésta tenga conocimiento de dicha transmisión.

(Nota: Diciendo esto, será normal pensar el no informar al asegurador sobre este cambio y así el seguro puede continuar vigente. Pero en realidad, si ocurre un siniestro, el asegurador puede ampararse en la Ley para no indemnizar ya que existe el deber de comunicar dicho estado al asegurador y sería interpretado incluso como mala fe).

Agravación del riesgo y modificación del contrato

El asegurador podrá rescindir en aquellos casos en que el tomador notifica la agravación del riesgo, se realiza un propuesta de modificación del contrato debido a esta circunstancia pero ésta no es aceptada por el propio tomador.

El tomador dispone de 15 días desde que recibe la propuesta de modificación del asegurador para aceptarla o rechazarla.

Si el tomador la rechaza, o simplemente no contesta, entonces el asegurador puede rescindir el contrato previa advertencia al tomador del seguro.

Esta previa advertencia no es más que 15 días más de plazo para que éste conteste. Cuando llegue la fecha indicada, todavía restan 8 días más donde se le comunicará al tomador la rescisión definitiva.

Declaraciones inexactas en la póliza de seguro

El asegurador podrá rescindir el contrato de seguro mediante una declaración dirigida al tomador del seguro en aquellos casos de inexactitud por parte de éste en la declaración de aquellas circunstancias o factores que puedan influir en la valoración del riesgo, incluyéndose los despistes a la hora de rellenar el formulario de solicitud.

Según el artículo 10 de la LCS, la compañía dispone de un plaza de 1 MES para rescindir la póliza desde que tuvo conocimiento de la reserva o inexactitud.

Deja tu respuesta