Contrato de Crédito


Una de las partes concede crédito a la otra. Son contratos para préstamos bancarios, cuentas corrientes, y en general, los que deriven de un banco, con la excepción de operaciones de depósito bancario que pertenecen al contrato de conservación.

« Volver al inicio del Glosario

Deja tu respuesta