Impuesto sobre primas de seguros (IPS)


El seguro representa un tipo de operación económica susceptible de tributos en el que se ven afectadas las primas de los seguros, la posesión del mismo y las prestaciones que de éste se deriven.

Para el caso del pago de las primas recae un impuesto indirecto que lleva en el sector casi 20 años y que se conoce como IPS. Es un impuesto impositivo sobre la prima neta que representa el 6%. En España, queda automáticamente reflejado en el recibo, aunque los asegurados deberían comprobar que está incluido.

Pero, ¿se paga en todos los seguros? La respuesta es NO. En realidad, la legislación considera como hecho imponible para este tributo aquellas operaciones de seguro y capitalización, a excepción de los seguros de personas y ciertos casos, que quedarán exentos de tal gravamen. Así pues, los seguros de daños más frecuentes para la población sí que lo incluirán como un seguro de coche o un seguro de hogar, pues son seguros de daños y generales (RC, defensa jurídica,…).

¿Cuáles son las excepciones que no tributarán el IPS?

  • Los seguros de vida, aunque si existe alguna garantía complementaria se aplicará sobre ésta. Un claro ejemplo, son los seguros de vida con garantía de accidentes.
  • Los seguros colectivos o seguros sociales obligatorios que sean utilizados como sistemas alternativos a los planes y fondos de pensiones.
  • Los seguros de asistencia sanitaria
  • Los seguros de enfermedad
  • El seguro de caución y el seguro de crédito
  • Operaciones de seguro que estén relacionadas con el transporte internacional de mercancías o viajeros
  • Operaciones de seguro relacionadas con planes de previsión
  • Operaciones de reaseguro

 

Deja tu respuesta