Seguros de Vida entera


Los seguros de vida entera, a diferencia de los temporales para caso de muerte, sí que pueden aceptar operaciones de rescate y anticipo. En estos seguros se garantiza el pago de un capital cuando ocurra el fallecimiento del asegurado. Es muy parecido a un seguro temporal para caso de muerte, pero su duración es ilimitada. ¿Y esto que quiere decir? Que el capital será pagadero ocurra cuando ocurra el fallecimiento, incluso si el contrato ya ha finalizado. Estos seguros de vida entera se clasifican según la forma de pago y pueden ser de prima vitalicia (mientras viva el asegurado) o temporal (fijando una fecha determinada o convenida):

Seguro de vida entera con primas vitalicias

Las primas se pagan durante toda la vida del asegurado. Como la muerte representa un suceso que inevitablemente se ha de producir, el asegurador deberá hacer efectiva la prestación por su asegurado, pues el siniestro se producirá en todos los casos.

Al ser un seguro de riesgo con prima nivelada, en los primeros años se producen unos excedentes de primas que el asegurado acumula como reserva matemática, que aumentará año tras año, para compensar las insuficiencias de primas existentes en los últimos años. La reserva matemática se capitaliza al tipo de interés utilizado para el cálculo de la prima. El valor de rescate es, precisamente, un porcentaje de esa reserva matemática en función de los años transcurridos.

Si el asegurado no deseara rescatar la póliza pero tuviera necesidad de liquidez en un momento de su vida, podría utilizar el concepto de anticipo, que no es otra cosa que percibir un determinado porcentaje del valor de rescate, a cambio de continuar pagando la prima más los intereses por el anticipo concedido.

Si el asegurado dejase de pagar primas en algún momento, se produciría la reducción de la póliza, que consiste en calcular de nuevo el capital equivalente a las primas realmente pagadas.

Seguro de vida entera con primas temporales

Las primas se pagan solamente durante el periodo convenido como duración de pago de primas. Como la ocurrencia del fallecimiento es la misma y el periodo de pago de primas inferior, las primas serán mayores que las del seguro de vida entera con primas vitalicias.

El seguro, aunque halla finalizado el pago de primas, continúa en vigor hasta que ocurra el fallecimiento o el rescate de la póliza por parte del tomador. Como las primas son más elevadas que en los seguros de primas vitalicias, la reserva matemática crece más rápido y, por tanto, los valores de rescate y anticipo también.

 

Una respuesta

  1. Adrian

Deja tu respuesta